¿Son buenos o malos los conflictos?

Los conflictos no son ni malos ni buenos. Pueden ser manejados bien o mal, lo que es diferente. Porque todo conflicto ofrece vetas positivas:

  • La tensión estimula y hace surgir ideas mejores.
  • Obliga a abrir nuevos rumbos.
  • Salen a la luz temas escondidos y se resuelven viejos problemas.
  • Ayuda a que se establezcan nuevas condiciones de trabajo.

Por otra parte, no todas son rosas, porque los conflictos frustran, cansan y deterioran a la gente; provocan suspicacias y hacen que la gente se distancie; hacen surgir resistencias y violencia.

268069624_68543edffc_oLa clave está en cómo salirles al cruce. Porque un conflicto no surge como un hongo: de la noche a la mañana. Se incuba de a poco, sin que, por diferentes motivos, nadie lo señale. La intención es lograr que se utilicen mecanismos sensatos para resolverlos en su origen.

No hay recetas, pero conviene enseñar los lineamientos que amplíen la franja de colaboración entre los afectados. Porque cuando aparece un conflicto, llega en compañía de la frustración: uno se siente defraudado y reacciona pensando que el otro es un ignorante o un mal nacido.

Sin embargo, si se analiza qué está ocurriendo, pueden vislumbrarse puntos de acuerdo. Y la negociación empieza cuando las partes empiezan a hacerlo: se pasa de la parálisis a la acción y de la acción a los resultados.

Desgraciadamente, a veces esto es difícil de lograr, el conflicto se extiende porque las partes no reconocen su responsabilidad, se lucha por posiciones y la arrogancia erosiona la voluntad de llegar a un logro común.

Piense un poco: elija diferentes situaciones en las cuales una persona tiene los elementos necesarios y suficientes para realizar una acción. Como irse de vacaciones, por ejemplo.

Supongamos que para irse de vacaciones usted cuenta con el dinero, prefiere ir en auto, escogió los hoteles, sabe a qué hora salir, qué ropa llevar, y todo lo que hace falta. Tiene recursos para hacerlo y se prepara a negociar. Porque de la misma manera que en la compra de un auto, en el alquiler de un departamento, o en el contrato del ingeniero que quiere incorporar a su empresa, una vez decidida su parte, lo único que uno ha hecho es prepararse para hallar sorpresas, inquietudes del otro o dificultades imprevisibles.

Y cuanto mejor se haya preparado, mayor será el aplomo con el cual encarará criterios e intereses de terceros que todavía no ha tomado en cuenta.

Porque cuando una persona vende un terreno, un empresario llega a un acuerdo sobre salarios o un diplomático pone fin a un conflicto de límites, lo hace aceptando ideas ajenas y consiguiendo que el otro acepte las propias. Y se beneficia, por lo cual los mejores negociadores ven la ocasión como un reto.

Debe prepararse de antemano. Para prevenir contratiempos, y para que cuando se encuentre con el otro, se abra el camino a nuevas ideas. Como resultado de lo cual ambas partes flexibilizan criterios, modifican posturas, alteran prioridades. Mientras se mantienen firmes en la defensa de sus intereses.

Es así entonces que el grado de satisfacción alcanzado al final de la negociación, depende tanto del proceso en sí mismo como de diferencias existentes entre el punto de partida inicial y el punto de acuerdo. Esto se advierte especialmente cuando las partes se vuelven a encontrar.

En esas circunstancias, la buena negociación facilita el inicio de la nueva etapa. Ello se hace más visible aún, cuando negocian a lo largo de mucho tiempo, porque tiende a equilibrarse el cumplimiento de las metas de ambas.

Es imposible pensar en una relación de largo alcance, sin que se dé este fenómeno, por la sencilla razón de que no puede haber una parte que gane y otra que pierda indefinidamente.

Quizás subsistan quienes lo niegan, pero internamente saben que, de no darse así, es porque no están negociando.

Publicar en facebook Publicar en Facebook
Compartir en Twitter Compartir en Twitter
Guardar en Del.icio.us Guardar en Del.icio.us

Del documento “Avenirse” de Carlos Altschul

Foto de flickr

About these ads

Acerca de Mariano Blumenfeld

Algo de Negociación, otro poco de Cobranzas, mucho de Comunicación y una pizca de Social Media en [Bluenest]. [Communications, Social Media and a little bit of Negotiation & Collections. Social Media Manager in [Bluenest].

Publicado el 26 septiembre 2009 en Negociación y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 10 comentarios.

  1. Yo veo los conflictos como una oportunidad de construir nuevas cosas. Es cierto que los conflictos involucran sentimientos y producen agotamiento, pero bien enfocados puede resultar positivos. Los conflictos permiten que salgan a relucir problemas que no siempre vemos y si somos capaces de quitar los sentimientos de en medio, nos permitirá tomar consciencia de cosas que ignorábamos, actuar sobre temas que no dábamos importancia y sobre todo, nos permitirá construir cosas nuevas. De hecho veces son necesarios para producir cambios en estructuras rígidas o en posiciones rígidas de personas.

  2. Todo conflicto se manifiesta a partir de una POSICION: es lo que cada parte reclama, lo que “dice que quiere”. Por debajo de las posiciones se encuentra el INTERES: es lo que las partes realmente quieren, el beneficio que se obtiene al alcanzar una meta. A su vez, los intereses surgen con el fin de satisfacer NECESIDADES. Es decir, las raices de un conflicto vienen dadas por las NECESIDADES de los actores. Es importante, para que podamos resolver un conflicto, que podamos ver lo que realmente importa: los intereses de la otra parte y las necesidades que tiene la otra parte y quiere satisfacer.

  3. Resulta difícil decidir sobre lo bueno o malo de los conflictos sin precisar anteriormente qué entendemos por conflicto.
    El diccionario propone 4 acepciones:
    conflicto

    1. m. Lucha, enfrentamiento, oposición entre personas o cosas:
    conflicto entre naciones, de intereses.
    2. Apuro, situación agitada o difícil:
    hay un gran conflicto en mi empresa.
    3. Cuestión que se debate, materia de discusión.
    4. psicol. Existencia de tendencias contradictorias en el individuo, que generan angustia e incluso trastornos neuróticos.

    No es lo mismo preguntarnos si es bueno que haya cuestiones que se debaten, que preguntarse si es bueno que se generen angustias y trastornos neuróticos.

    Tampoco es lo mismo si los conflictos corresponden a contenidos (opiniones, perspectivas, ideas) que si conciernen incompatibilidades interpersonales.

    Me parece interesante la comparación con un hongo que se va desarrollando poco a poco, en efecto, muchos conflictos tóxicos se han ido desarrollado por tener la ilusión que no hablar de las tensiones las elimina.

    Los conflictos suelen ser como los globos de los niños, aunque los vayas hinchando poco a poco, tarde o temprano terminan explotando. Estoy totalmente de acuerdo contigo, es la manera de tratar los conflictos que puede ser buena o mala.

    Michel
    blog: http://www.nexohumano.es

  4. Muchas gracias por tu comentario Manuco!!!

    Saludos,
    Mariano

  5. Totalmente de acuerdo en lo que escribes, cuando tengo un conflicto trato también que la otra parte se enfoque solo en ese tema y no se vaya por las ramas , y también entiendo que sin darnos cuenta, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos estamos negociando y actuando con cuanta persona nos encontremos
    Saludos cordiales
    Manuco

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Twitter Trackbacks for ¿Son buenos o malos los conflictos? « Cobranzas, Negociación y Comunicación [cobranzas.wordpress.com] on Topsy.com

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 58 seguidores

%d personas les gusta esto: